miércoles, 24 de junio de 2009

Mijito, Ven Acá


De noche por el camino, sin viento, sin frío sin calor, como si fuese igual a la nada

Primera Persona: Sí… esto ya no me está gustando, este ambiente lo detesto
Segunda Persona: Quédate un rato ñaño, que ya sale algo, aguántate un chance
Tercera Persona: Si broder, quédate
Primera Persona: Me tengo que ir, porque me dieron permiso hasta las dos
Tercera Persona: Eres un maricón sh ni más salgo contigo…

Estos, los jóvenes del camino por la noche deambulan buscando conectarse con la alegría, esa que los lleva al placer pero nunca lo pueden hacer, no son talentosos para ser alegres, pero sí saben desahogar su tristeza… a la Segunda persona ya lo está invadiendo la depresión, a la Tercera, lo cierra la agorafobia y los dos están activados para salir o entrar en lo que venga a lo que sea, mientras la Primera Persona solo anhela estar en su casa haciendo sus obligaciones…

15 años atrás…

-Mijito, venga acá… ¡Oye “chucha de tu madre” por qué me dañaste el adorno de la sala, maldecido negro de mierda saliste igual de mala fe como el miserable de tu padre!

-Mijito, venga para acá ¡Vi, que te cogiste, ese dinero de la mesa mi amor, si quieres dinero o necesitas algo, por favor pídelo, nosotros tu papi y yo trataremos de resolverte cualquier problema… lo que quieras solo pídelo…

- Mijito, venga para acá… ¡Animal!, ¡bestia!, por qué mierda no has hecho las tareas, estoy arrecha que en tu escuela me jodan la vida. Mira esa libreta tienes solo malas notas, tienes que aprender a Carlitos el de la tienda, como se esmera y es el abanderado del colegio, a ti se te da todo y eres una escoria.

15 años después…

Las luces contrastan en el ocaso bohemio, líquidos bajan y suben, penas van y vienen, placeres nunca faltan y los tres seguían en esta dimensión donde la conciencia pierde su significado donde se ridiculizan los hombres, donde se aprovecha el mal viviente.

Segunda Persona: ¡Tercera persona!
Tercera Persona: Qué
Segunda Persona: Mira eshaa puta, esta con ese man, vamos ha hacerle huevaada, además ese pelado se ve de a paloma vamos a robaaarlesh
Tercera Persona: Ahooora ¡vamos!
Primera Persona: ¡A donde van!
Segunda y Tercera Persona: Síguenos chucha.

-Así te quería ver puta de mierda, qué pensabas que te iba a deja libre
-Déjame, tú me pusiste los cachos, acaso te olvidaste, déjame que ahora sí soy feliz

Por tal premisa lanzada por la chica, la Segunda Persona revienta los vasos capilares de la mejilla derecha de la chica, al instante el chico que la estaba acompañando o más bien su pareja reclama…

- Oye infeliz maldito, ¡qué te sucede!
- Te callas la trompa reflechucha e tu madre

En ese instante se mete la Tercera Persona, a pegarle y robarle a este chico y se fueron despavoridos corriendo, la Primera Persona quedó sola.

- ¡Ahí están los Guardianes Celestiales! Ey, Guardia Celestial, Guardiaaa.
- ¡¡Sí dígame!!
- Le pegaron a mi novio, y le robaron.
- Dónde está su novio
-Ahí tirado sangrando en el suelo… ¡Guardián Celestial! él, él, él, él, ese él estaba con ellos

Los Guardianes Celestiales corrieron a detener a la Primera Persona

- Quieto hijueputa
Primera Persona: ¡¡¡Yo no hice nada!!!

El Guardia Celestial, elevó sus brazos al mismo tiempo, y con toda su fuerza dejó caer histriónicamente sus duras y callosas palmas en la espalda de la Primera Persona
Primera Persona: Déjenme, yo no hice nada
- ¿No hiciste nada?
Al segundo después de esta pregunta, estira su mano lejos de la Primera Persona, y la acerca tan rápido como una cometa con la fuerza de un elefante contra la cara de la Primera Persona, y al impactarla, hace que pierda el olfato unos segundos.
-¿¿Dónde están??
Primera Persona: No sé… -llorando-
Otro Guardia Celestial saca de su armamento, “El Acido del Saber” chisgueteándolo en las gelatinosas pupilas de la Primera Persona.
Primera persona: ¡Ahhh! Malditos
- ja, ja, ja, ja ,ja… Te quieres hacer el sabido, agradece que estamos enseñándote a comportar para que seas un hombre de bien.

Los Guardianes Celestiales, Lo trepan al herido y vejado “Primera Persona” y sentado lo siguen hiriendo con duros golpes de puño desfigurando su rostro, y es llevado a la Cárcel.

-Mira te tengo un algo para el fin de semana, ¿Cuánto me das por esta pinta?
- veinte latas mi sub.
-¡No! qué piensas, que el man es un objeto.
-Tú, míralo ¿lo quieres? Cuánto me das
-Te doy cincuenta, nada más
- Llévatelo

A la persona que estaban negociando era la Primera Persona…

- Qué rico, así hinchadita pareces pelada
El reo lo acariciaba con su anular en su mejilla, levantaba su cabello le soplaba la cara, luego le daba besitos en la boca, lo puso a un metro de él y en medio de los dos tendió una vela blanca encendida, la intención era sin duda el romanticismo...
Después de un largo tiempo de conexión de miradas por parte del reo, él procede a meterle la mano debajo su Blue Jeans, hasta sentir el valle que ofrece la protuberancia de la unión de los glúteos, el Reo al sentir tal situación empieza a sucumbir en sus exquisitos deseos, lo desnuda a la Primera Persona, este reacciona y se ve envuelto en tan estrepitosa situación.

Primera Persona: ¿Dónde estoy? Qué hago aquí, quién eres
- Tranquilízate mi amor no te alteres que todo va a ir bien
Primera Persona: ¿ir bien? Qué hablas, quiero irme denme un teléfono quiero llamar a mi casa ¡¡Guardia, guardia, guardia!!
- No te canses en llamar al guardia, hay uno muy lejos de aquí, estás en el último rincón de todas las celdas, acá solo me acompaña el eco
Primera Persona: Déjenme Salir, quiero salir ¡Auxilio!
- ja, ja, ja, ja
Todo el mundo: Ja, ja, ja, ja, ja

El Reo se desnuda con todo su cuerpo dispuesto a la ocasión, la Primera Persona corre como una rata en casa de ciudad, el reo le exigía que no corra, pero este temblaba y aceleraba su apuro cada vez mas, un apuro en vano porque no podía salir y su estadía estaba tramitada.

-Mi amor qué difícil te pones, tranquilízate… esta es la noche para los dos, esperaba este momento ansioso, toda la vida te esperé y hoy te tengo aquí… no sabes lo alegre que estoy…
Primera Persona: Noooo por favor quiero salir de aquí, yo hablo con mis padres para que te saquen de aquí <>
- No mi amor, lo único que quiero son las entradas de tu cuerpo, olvídate de tus padres ahora eres mia.
-Mijito, venga para acá…

De esta manera el Reo se le abalanzó a la Primera Persona, este se esquiva y corre en dos metros cuadrados de celda, lo cual hizo muy fácil la tarea del reo por alcanzarlo, de hecho lo agarra y con los dientes le arranca los botones de la camisa a la Primera Persona lo doma con un impacto de nudillos partiendo en dos sus labios, este cae al suelo y desde el mismo le patea el estómago, así en posición fetal quedó la Primera persona…

-mmm mamita estas rica para hacerte mia, deja verte esa caderita mmm qué hermosa que estas te pareces a mi querida Elsa, ¡Ay Elsa! Hoy te voy a dejar de extrañar.

Primera Persona: Ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay, uy, ay, ay

Durante tres días la Primera Persona estuvo ahí cumpliendo el papel de pareja del Reo, el Reo seguía pagando por la estadía de su nueva adquisición.

- ¡Dios! Padre, has que aparezca mi hijo, ¡por favor! ten misericordia de nosotros, nunca le hemos hecho daño a nadie, te imploro ¡¡Dios mio!! Diosito por favor ayúdame solo lo quiero a mi hijo, no entiendo por qué no está me esforcé por comprenderlo, por una buena educación, por que sea un hombre de bien, tráelo a mi, que toda la vida que le dí a mi hijo no sea en vano
Amén.

“Primera Persona” solo aparecía en la televisión en la radio y periódicos pero nunca apareció su presencia.

A la hora de los recesos en la Cárcel otro Reo que estaba allí por su debilidad la compasión, alcanzó a darse cuenta de lo que a “Primera Persona” le estaba sucediendo y también había leído en el periódico que lo estaban buscando a ese chico, pero se quedó cayado, fue en busca de un machete que había en algún lugar de las celdas, se acercó sin que nadie se entere y llegó hasta a la del Reo que lo tenía raptado al pobre chico y le aventó el machete. “Primera Persona” se sorprendió, ni siquiera caviló que esa podía ser una manera de defenderse era tan elocuente que lo obvió, lo guardó debajo del colchón

Por la noche…

- Mi amor ya llegué quiero que me des pasión el día de hoy, te tengo una sorpresa

El Reo había arreglado para que le den la llave, el quería llevárselo a Primera Persona al calabozo solo para sentir lo aberrante que puede ser estar ahí.
El Reo saca la llave de su bolsillo, abre las rejas de la celda saca la cabeza ve a la izquierda, ve a la derecha, no había moros en la costa, cuando se da vuelta para ver a Primera Persona lo ve en agachado como un cuadrúpedo desnudo apuntando sus glúteos sesenta grados al cielo, el Reo se sorprende, era la primera vez que no tenía que violarlo, aprovechó la situación y prefirió no llevarlo al calabozo saca su falo y procede a su rutina nocturna.
Acabada la faena, ya en la poslujuria el Reo se para y da media vuelta para prender un cigarro en señal de regocijo
Primera Persona: Mijito, venga para acá.
El Reo dio un centímetro de vuelta y su cabeza estaba rodando por el meloso piso de la celda, Primera Persona con la mano izquierda agarro la mutilada cabeza de los pelos salio de la celda y fue desfilando con ella derramando sangre la misma que hacía un camino rojo negrusco por todo el pasillo y con la mano derecha el machete haciéndolo impactar por cada tubo de reja, para que haga una ametralladora bulla.
Con este escándalo todos se levantaron y se dieron cuenta de lo que estaba aconteciendo.

"Esta historia está basada en un hecho real, el día Sábado 20 de Junio de 2009, Cuatro integrantes de “Los de Cerro” que saliendo de un lugar ven una revuelta colectiva, el cual se abusó los derechos humanos de los revoltosos, para ese que vi que aguantó el golpe más duro, está dedicado este cuento"

lunes, 8 de junio de 2009

"Natalie" El cuento sin sentido -Personaje Dual-


Natalie, era una joven, normalmente querida, ejemplar alumna, no daba problemas a nadie y para agregar tenía la capacidad de emanar paz, pasar junto a ella es sentir la satisfacción del calor del sauna y su respectivo aroma a eucalipto, pasar junto a ella significaba sentirse amenazado al bienestar, etc.
Por la mañana, Nati salía en paso cadenciado rumbo al colegio, caminaba rápido pero sus caderas lentas revoleando su falda de tablones infectando a los cuerpos de humedades y erecciones.

-En el pasillo del colegio
una de las amigas de Natalie se acerca a saludar, Como estas Nati, Yo bien y tú, Estoy triste amiga, mi padre está enfermo, le dio un infarto y los doctores no dan esperanzas de que él salga del coma. Natalie deja consumir un par de segundos y contesta,  Amiga lo siento de verdad estaré rezando por tu padre estos días, dios quiera tu papá se recuperé.
Con un abrazo la una le daba aliento a la otra, digna atención de Natalie para su amiga que estaba pasando por momentos difíciles y así abrazadas entran a la clase de Matemáticas.

Buenos días chicos, ¡Buenos días profesor!

Dos más dos, ¡Cuatro!, Tres más tres, ¡Seis!, Uno más uno, ¡Dos!, Siete más siete, ¡Catorce!,
Muy bien chicos,
¿Entendiste Natalie?
Sí profesor,
ya sabes Natalie, para mañana los cuarenta ejercicios de Derivadas y los cincuenta ejercicios de Límites. -

Natalie titubeaba - eh… sí claro profesor.

-Se termina la clase y Nati se desvanece
todos la socorren le soplan con abanicos improvisados con periódicos, por fin se recupera de una manera muy extraña, tiesa como cocainómano en noche productiva, bien parada como militar, con voz casi metálica grita:
¡Josefina! ¡¡Josefina!! ¡¡¡Josefina!!!,

Josefina perpleja responde:
Qué Nati qué pasa,
“Murió tu Papá”
¡¡Qué!! Eres una loca Natalie por qué ¡mierda! me dices eso, que eres estúpida, Es verdad anda a verlo antes que su alma levite lejos de nosotros, ¡¡Maldita loca, púdrete!!. Natalie nunca pestañeó, ni se movía, solo articulaba sus labios para emitir sonidos inarticulados; cuando Josefina llega al hospital ve dos caras diferentes, las rosadas y las macilentas, las rosadas los doctores y las macilentas su familia… A pocas horas del entierro, Josefina sacó del armario su vestido negro.

-Reunión de algunas chicas…
Natalie dame la botella que yo quiero el último shot, claro ten… limón, limón, uuuuuh, sí ¡viva la santa! ¡¡Viva!!. Al término de la fiesta nadie se iba, todas y todos se quedan dipsómanos en la casa de Natalie que como buena anfitriona cede el espacio de su hogar a todos sus amigos. Natalie dónde vamos a dormir; alguien profirió, Yo les voy a indicar pero primero sigan festejando que aquí hay dos botellas más, ¡Bravo! Viva la Nati ¡Viva!
Natalie estaba tan ebria que con un vaso más de alcohol quedó inconsciente, es prudente con ella misma y deja de beber, pero el mareo y el cansancio la tumban, cae en un pertinaz sueño… pero antes de dormir hubica a cada invitado en sus respectivas posiciones, A ver tú Marieta duermes con Italo, Verónica duermes con Pablo, Ofelia con Eduardo, Gabriel con Andrea, y yo sola.
Meses después de esa fiesta.
¡Natie! Eduardo abusó de mí esa noche y estoy embarazada, ese hijo de perra, cómo se atrevió, y eso no es nada, no sé ni donde vive y esta desaparecido, me quiero morir maldita sea, por qué fui a esa fiesta, por qué me mandaste a dormir con ese tipo si sabías que estaba borracha, “eres una bestia…”

-Los padres de Natalie llegaron desde Europa...
En la casa, el padre abre la puerta y en el semiabrir de la misma, a mitad de vuelta de chapa alcanza rápidamente a ver a Natie llorando con indicios de estar harta, corrieron los padres a socorrerla, Mi amor qué te sucede, dígame por favor qué te pasa mijita, No sé mamá no sé, no sé no sé nada por dios ayúdenme ayúdenme ayúdenme por amor a Dios, ya no aguanto esto, Pero mi amor qué te sucede, solo ayúdenme no es mi cuerpo lo único que les puedo decir, no es mi cuerpo.
Ella y su madre van al Hospital psiquiátrico a Natie... Señorita Natalie Heupel, le toca su cita - pasa ella con la madre - Señorita pase, soy el Doctor Rivas dígame que le sucede, Doctor estoy harta ayúdeme, ayúdeme, Pero dígame qué le pasa, Doctor todas las noches cuando duermo siento mi ser en otro lado que no es mi cuarto, donde habitan seres igual que yo, son miles de Natalies todas me rodean y me dicen cosas, me llevan, me seducen, me tocan, me convencen y a mí me gusta que me toquen, nunca alguien me había tocado, solo “esas Natis” me tocaron, me hicieron sentir sensaciones que nunca Doctor, escúcheme, nunca, había sentido; ¡Vaya! Pero su situación es paranormal, si nos basamos en el punto de vista psiquiátrico, no existe algo que explique su situación, lo siento señorita, aquí no la podemos ayudar.
Al salir del hospital, Natie se abraza con su mamá salen de aquel lugar, -no sabría explicar por qué, pero al salir de ahí Nati emocionalmente se sintió mejor-. Fueron de compras al Centro Comercial, compraron mucha ropa para las dos, los problemas de Natie se veían diluirse en el buen momento que pasaba con su madre, se encuentra con unas amigas y van al cine, se le acerca un chico y le pregunta: ¡Oye! Guapa, cómo te llamas. Natie lo mira de pies a cabeza y no le responde, Qué se ha creído este idiota, -las amigas- ja, ja, ja, ja… siguieron su rumbo, era obvio que Natie no iba a darle atención a un tipo desconocido, y para colmo feo nada decadente ni nada seductor; este fue el día de Natie.

-Ya mi amor cuelgue ese teléfono y duérmase, Okey mamá.
La madre apago las luces y con cierto recelo Natie se durmió.

¡¡Natie hola te vemos de nuevo, ven mira esto…!!

Natie se levantó corriendo mira sus paredes, mira el techo, mira el piso, mira todo, se pone su uniforme no desayuna y corre al colegio, llega no saluda a nadie y se sienta en su banca, se acerco la hora de la clase, y solo miraba hacía abajo, temblaba símil a la hipotermia, entró el profesor de Matemáticas, se paran todos con la mirada al frente, se para Natie con la mirada abajo, esto fue un notado contraste lo cual el profesor se dio cuenta pero no le agregó importancia a eso, A ver Señores procedo a retirar los deberes que mandé la semana pasada. El profesor coge el deber de Julián, de Fausto, de Andrea, de Carla, de Doris, de Pedro, y la que seguía era esa cabeza gacha, el profesor dice:
Natalie Heupel su deber -no lo miraba, seguía su cabeza gacha- Señorita Heupel su deber. Natie bisbisaba “Lárguese de aquí, lárguese de aquí, lárguese de aquí”
Qué me está diciendo señorita…

Natie no aguantó más.

¡¡¡MALDITA SEA LÁRGUESE DE AQUÍ!!!

El profesor queda perplejo al notar esa reacción, ¡Qué le pasa señorita Heupel respete a su profesor!
No me diga nada
Natalie metió la mano en su maleta, sacó una navaja:

“SI POR ESTE MALDITO MUNDO YO VOY A SER MALDITA, ESTO ACABA AQUÍ”

Natie dio cruentas puñaladas al estuche del antidepresivo que robó el día de la visita al doctor, tragó las que más pudo antes que todo el mundo la detuviera,sucumbe bailando la percusión de la taquicardia, ella ida inmóvil, sus ojos difuminaban el presente, para ella todos eran un espejo.