miércoles, 3 de noviembre de 2010

Poiesis, praksis...


Para los cuerpos sudados de sexo
el perfume cítrico
refina la agrura de las pieles
templando la tensión de los miembros
que piden un beso
un beso como trofeo.

Eclipse tridimensional
cuerpos magnos
colaterales
entrepiérnales.

Agarran la manzana la mascan y la botan
el alud de zapateos de flamenco
hace llorar al suelo.
Una vez más y en otro poema
tu olor ama a mi nariz
y tu nariz ama mi olor
en el abrazo sustituto
de mil besos.

Se dicen:
Tú hazle el amor a la luna.
Tú hazle el amor a la estrella.
Insinuando
despejado
el cielo.

la cruz clavada en la pared de alcahuete
¡Y por qué no!
Los fierros de la cama que al fin y al cabo
son las melodías de todos los sexos
ya que
la cama es el instrumento musical
que tocan
los cuerpos.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Cuatro paredes



¿Cómo oler el sudor de tu cabello

cuando nos rodean brillosas tijeras

y la tentación de mutilarme la nariz me viola?

Me rendiré y rebotará en el suelo
que lo trapea el alma de tu cuerpo vestido de mucama.
El silencio gritó en medio de estas cuatro paredes que
insinuaban ser ese cielo de firmamento colorido,
nos levantábamos friolentos, el calor lo fecundábamos
cuando juntos veíamos objetos invisibles.

Columpios oxidados siguen meciéndose
esperando inmaculados traseros  
que ahora se esfuerzan en posarse,
esperando ser impulsados
por pies que no alcanzan a pisar el suelo,
esperando esas sonrisas que ahora son labios de concreto
esperando…
solamente el desvanecer súbito de tu cuerpo.

De no ser así, esta vez rebotarán mis ojos
y veré los pelos de la escoba que más barrías
cuando ensuciaba el living de tu inocencia
con mis lascivos desperdicios.

Sucumbiendo el violáceo por el alba
se despegan nuestras pestañas
las cortinas levemente danzan
como los cuerpos desnudos que he visto en la vida,
cuerpos que son estampillas
de un correo que nunca llegó
de un cartero que nunca nació
de unas letras que no tienen idioma.

Ahora vemos los únicos rostros del momento
sentimos las cuerdas bucales romperse como
nuestros sueños en la perpetua soledad temporal,
ya no seré lo que quise ser
fue negligente no pensar que el siguiente minuto no existe.

Los días pasados a bayoneta hincan,
el espacio que sostienen nuestros pies se inunda
con gotas rojas que nunca se enfriarán
ni grabarán pegotes en el suelo,
osado mi cuerpo se dispara corriendo
en algún momento tropezará
con obstáculos puestos por seres desnudos y sonrientes
que dicen mucho diciendo “destino”. 

Las orejas son corazones
los sonidos parecen puñales oxidados
por el aire que exhalo de la boca
en un lugar que no es la tierra
sólo cuatro paredes blancas que insinuaron ser ese cielo.

Dar vueltas rápidamente hasta que la muerte asome
curiosa viendo con misericordia
el huésped que recibirá en su morada:
preferirá dejarme entre los vivos toda la vida.

En vida muerto
aún sea disparado seguiré sangrando
sanando con letras las heridas.

Encendiendo el tabaco que siempre vacilé en fumar
pensando el mismo gastado pensamiento
no hay más que cavilar, anorexia cerebral.
Las neuronas no se hablan cada una adjunta su devenir
en realidad quieren huir de ese país llamado cabeza.
 
La nicotina mora en mí y angustiado el humo desvanece
tímido medito si eso es humo o es por fin la compañía
que cada ser espera en la vida, clichés que con el tiempo
se convierten en chismes de viejas con café en mano.
Te veo en el suelo, te llevaré donde el frió no descansa

en un lugar tan peligroso que la vida no desea entrar
no existe nada, los sentidos carecen de complemento
las sonrisas tocan la puerta vendiendo tristezas
tan caras que no se las puede comprar
al menos tengo asegurada la pobreza.

Las gratas vivencias mandan un banquillo
para sentarse a recordar cosas que anestesian
el dolor que produce ver y no ver,
de ser amante de la Nada:
pronto sufrirá la infidelidad
por culpa del Todo empachado de baladíes.

Veo una pared de ese cielo y cuestiono
¿Cuántos labios son fósiles de muchas pieles?
¿Cuántas personas encienden un cigarrillo para llorar por la boca?
¿Cuántas uniones de cuerpos mitigan cruentas ansiedades?
¿Cuántas mentiras gustaron más que las verdades?

Las respuestas llegarán volando, pero en las cuatro paredes
el aeropuerto no tiene pista y si lo tuviera no aterrizaría,
la retahíla de la vida responde todas esas preguntas.
Siempre habrá una que no tenga respuesta: el Eslabón perdido
que juega encadenado en el patio del subconsciente.

Conforme el Eslabón, sin cavilar que su realidad es ser prisionero
salta y salta feliz salta con canciones de Enrique Llana,
sin sentir los metales que muerden sus tobillos
sorprende ver como el sufrimiento es más feliz.
Envidioso duermo porque el cielo oscurece
la Nada es la sábana que me cobija del frío soplado por tu ausencia.

lunes, 23 de agosto de 2010

Amalgama



Aprendimos  a disfrutar lo anglosajón sin entender un carajo,
benditos los idiotas que empezaron a ser idiotas cuando aprendieron otro idioma
que pueden entender toda esta gringada.
Malditos los ignorantes de colegios bilingües; que de bilingüe, el membrete,
dos realidades, un solo cielo.

Bienaventurados  los vagos como yo, que supimos romper los escritorios, los libros
y las cabezas de los inspectores.
Inspectores… vaya,
rompieron nuestros vidrios,
Así, pegados con silicona, arrastramos los cuerpos, cortopunzantes, cortando la tierra,
cortando lo que nos abraza, los que nos besa, lo que nos apapacha.

Los cuadros en el dormitorio, descuadrados, chuecos.
La biblioteca olvidada; las hojas de sus libros, aletargadas.
Las camisas guindadas con armadores de ganchos dilatados, casi cayéndose.
El crucifico a sesenta grados sobre la cabecera de la cama.
La ropa desparramada en el suelo.
El colchón sin sábanas.
Mi cuerpo hediondo sobre el colchón sin sábanas.

Me desdoblo, mi alma huye corriendo
Esos mensajes en el inferior de la pantalla del TV.

Hola soy Jorge kiesiera conocer nenas de 14 a 17 años
Mi cel es 085944302 085944302 085944302 085944302.

Hola kiero  conocer nenas de 15 años en adelante mi nombre es
Teresa mi cel es 091211665 091211665 091211665, solo nenas…

Soy Sergio deseo conocer chicas no importa que sean gorditas
Y tengan hijos, soy policía mi cel es 096544894 096544894…

Buenos días damitas y caballeros, reciban un cordial saludo
De parte de quien les habla, agradeciendo primeramente al amigo profesional del volante
Que me permite día a día laborar en este medio de transporte,
El hecho que estoy aquí no es para incomodarle, mucho menos para molestarle
Es para ofrecerle este nuevo producto que ha salido ala venta llamado Frunas
Iré pasando a dejar el producto por cada uno de sus asientos esperando que me lo reciba
Ya que así usted me demuestra  su educación y cultura, el producto tiene el valor de 25 centavos
Lo puede ir abriendo, ir comiendo, y asimismo me lo puede ir pagando
Ya que como dice el che Guevara el que trabaja se construye y el que No se destruye…

Tengo mi hija enferma en SOLCA, ayúdeme con
                                                                                    una monedita

Recién Sali dela Peni varón, así que apoya

Tengo el VIH sida, ayúdeme con
                                                                                    una monedita

Estoy defecando en esta funda, lo que ven aquí en mi abdomen es mi intestino
Tengo que operarme,
                                                                                    una monedita

Una
        M
            O
                N
                    E
                       D
                           I
                             T     
                                 A   
                                        ________

Los marcos huyen de los espejos de las casas
los clavos en las paredes se exilian, se caen los cuadros.
En los ceniceros rebosan las cenizas.
La grasa exportada por el humo desde las ollas, pinta el techo.
El agua saborizada con el ambiente carnívoro de la carne congelada.
La mantequilla derretida, secada sobre el mesón.
El mantel con huellas de bocas sucias.
El patíbulo de la ropa de la grasienta lavandería.
Los pegotes de semen debajo del computador del dormitorio adolescente.
La niña de papá que miró por su computador al adolecente
del dormitorio con los pegotes de semen.
El adulto que mira a sus esposa dormir, y levantado ve niñas en el facebook,
las niñas que se fotografían en calzón,  sacándose sus faldas.
El anciano que se masturba, cuando disfruta ser víctima del olvido.
Los gatos besando sus pulgas.
Los perros haciendo performance con sus penes erectos jadeando en la calle.
El niño que ve el pene del perro, y dice: ¡Mami, mira!
La mamá: Muchacho de mierda malcriado, deja de ver patanadas…

lunes, 14 de junio de 2010

Yo soy la fama


Boris Gallino, ha muerto


Lunes 14 de junio de 2010,

El mundo entero se paralizó, sólo respiraciones emanaban algo parecido a un susurro que entraba en la conciencia de todos, pero nadie tomaba en cuenta. Atención universal, centralismo del acontecimiento por la defunción de un individuo que se lo veía hasta en la sopa, es de discutir la teoría de las costumbres “enamoran a la raza humana”; la monotonía visual es amor, el amor es verse (por lo menos un aspecto). Eso es lo que parece por simple sondeo de la interpretación. Mamá, mamá… Boris Gallino murió, ¡¡Qué!! ¡en serio! eso es imposible, ayer estaba cantando en los “premios”, cómo fue, enciende el televisor,

“Lamentamos comunicar una vez más que el famoso cantante Boris Gallino, ‘Ha muerto’, esta madrugada a las 2:00 AM en Ibiza; dicen los doctores que el motivo de su fallecimiento fue una sobredosis de heroína mezclada con un fármaco que no ha sido identificado aún. Sus restos van a ser velados en la Catedral de la ciudad, los familiares están consternados por lo acontecido, y piden explicaciones a las autoridades… mantendremos informados en lo que resta del día; buenos días, Mario Cadenas, INFOTV, a estudios…”

Si ves mamá era cierto, Sí mijito, qué pena, cuando era joven, él era el más famoso del mundo, sus canciones sonaban en las discotecas de todas las ciudades…

Así, esta fue la monótona conversación en sinnúmeros de hogares en el planeta, todas las emisoras de radio se acordaron de él, lo resucitaron, mas bien lo elevaron al apogeo que algún momento tuvo, sus discos remasterizados eran vendidos histriónicamente; pósters, camisetas, llaveros, bolígrafos, pañuelos, cintillos… cualquier utensilio, a diario la empresa se encargaba de inventar uno y otro, todo se vendía, en las tiendas no quedaba nada.

Por la noche:

“Seguimos con el informe de los hechos de la Muerte del famoso Boris Gallino, el fármaco ha sido detectado, se trata de GHB una droga alucinógena de muy alta toxicidad, el cual está de moda, y ha sido registrada en lo hospitales con tres jóvenes muertos y veintitrés intoxicados, dicen los expertos que esta droga es letal, pues puede dejar al consumidor en coma llevándolo hasta la muerte. Los restos de Boris, serán sepultados en el Cementerio General de la Ciudad. Buenas noches, Mario Cadenas, a estudios”

Se copó una multitudinaria masa de gente sobre la calle que daba dirección al cementerio, coreando sus canciones, miles de lágrimas se evaporaban en la calle incandescente, en la noche fría de plenilunio, el cuerpo de a poco entraba en la bóveda, y a medida que entraba, también las lágrimas disminuían y su nombre se degradaba como papel ardiendo. Cada quien a sus hogares, a servirle la leche al niño, a preparar clases para el siguiente día, a reunirse en un bar para tomar unos licores, prender un cigarrillo, un taxi, el metro, los pies. Mamá, ya lo enterraron a Boris Gallino, Sí, en la tevé lo pasaron, ándate ya a dormir que tienes clases, Ya mismo mamá, No te dije, ahora duerme, no seas irresponsable, sólo pasas en ese computador, chateando con gente indeseable, Ay madre, son amigos, ¡Amigos!, que no tienen padres que los dejan amanecerse, te vas a dormir o te desconecto esa pendejada, Ya mamá, un ratito, Media hora, si sigues ahí bajo el brequer.

La señora madre, cansada de su labor diaria, levantarse temprano, preparar el desayuno, soportar que se carbonice el pan, hacer la leche para que medio se la tomen, recibir regaños del marido porque no puede plancharle el pantalón, ahora el “señor” llega atrasado; en fin, una vez librada del trajín matutino se acuesta veinte minutos. Inmediatamente, María, dame dos tomates, un pepino, una zanahoria, tres pimientos, una cola de tres litros… Caminando con la funda de compras hacia la casa, en la mitad del camino iba tarareando la canción más famosa de Boris Gallino, chasqueando sus dedos de la mano que estaba desocupada, recordaba, lo bien que movía el cuerpo con dichas canciones, qué épocas los ochentas, cincuenta libras menos, proporcionadas tallas, la estereotipia idea del “noventa, sesenta, noventa”, la bola de cuadros de vidrio apuntada por una luz emanada del Cañón que reflejaba muebles luces por toda la pista de baile, las medias nailon oscuras con intencionales agujeros pervirtiendo a cualquier hombre pensando en dilatarlas, los tacos de charol, las minifaldas, las blusas pintorescas con los hombros descubiertos, el maquillaje saturado, los peinados raros. Todo llegaba como una fantasía nunca vivida al recuerdo de ella, de momento le entraba ganas de despojarse del uniforme de madre, de esposa, de cualquier cosa que ejerciera ahora, y hacer todo eso que no pudo hacer en su adolescencia, el remordimiento de haber sido madre prematura, de cortar su vida a corto plazo, no le importaba no haber estudiado, no le importaba entrelazarse con su ignorancia todos los días, ella quería moverse, adscribirse al papel sierpe de un baile, bailar con un exótico hombre, chuparle los labios, acariciarle la forma que ofrece la protuberancia de los músculos del abdomen, resbalarse en él usando de lubricante el sudor de los dos, y hacer el amor utilizando como genitales su nariz y el olor masculino… Ella llega a la casa con las compras un poco ida por haberse desconectado mucho de la realidad, entregada al calor de la cocina empieza la rutina de pelar papas, cortar cebollas, etc…

Mamá, la comida, La comida, ya llegué. Eran los hombres de la casa el hijo y el marido. Todos felices almorzaban, y nada era la tercera guerra mundial, ni el fin de mundo, el tiempo siguió

Tres meses después

Estaban los tres, viendo la tevé, un día sábado, atípicos momentos de familia moderna, el “señor” cambiaba cada segundo de canal, Papá ya deja en un solo canal, No me molestes, Ya pues, entonces pon la inauguración del Mundial, que va a cantar Shaquira. Por petición de la Ama de Casa, se dejó la transmisión del evento de la inauguración del mundial de futbol; estaba muy entretenido el evento los cantantes, los juegos pirotécnicos.

En el evento todo queda en silencio:

Con ustedes la sorpresa que le teníamos preparado a todo el mundo…
¡¡Boooriiiiiiiiiis Galliiiinoooooooo!!

“!&!”&•&(/$(•”•))$(=)%?$==&%)¿&=)¿=•%)•$)%””?•?=”$%=)/$=?”$”•$%%&%”•ª?”•

jueves, 11 de marzo de 2010

Poemario de lalé

Analogías

me escupieron la cara
y me sentí infante
volví a ser el llorón
el que perdió en la cancha
ese día que nos ganaron
por mi cagada
recuerdo aquella invasión de dedos
dedos en segunda persona
mi mirada trituraba el cemento
aquella tarde inolvidable
1994

Regresaba con ojos rojos
a los brazos de mamá
recibí el álbum del mundial
como consuelo
me tranquilicé
con la cara chorreada
el mismo día que vi la película
en el 5
debajo de la cama
mientras papá se distendía

Ahora no tengo dicho álbum
no tengo nada
sólo tengo destellos de amor
el 5 ya no alivia mi dolor
pero sí youporn
2010


Bipolar



Espero tu olor
mi nariz se cae en pedazos
Espero que me veas
como calavera sedienta
Espero que me toques
el escalofrío de mi piel
Espero que me pruebes
la sequedad salada de mi boca

Tan sólo ansío
no sé que ansío
no estoy seguro
si tus besos…
o que estés aquí
al lado mío…

Si estás lejos
mis ojos se vuelven de cristal
y mis órbitas no existen
maldita seas que vives
maldita seas que mueres

Quédate por favor
seré tu can
o mejor dicho tu lobo salvaje
para adscribirme al instinto
de devorarte


Concepto poético de hipocresía


De que sirve que me lean hoy
si mañana tendré su atención
mañana estaré muerto
y no sabré mis loas
de qué sirve su atención hoy
estaré en la mira de sus escopetas

Tengo aversión con la gente
y afecto con los poetas
con ellos, entre nosotros somos normales
pero igual se les ama
en la dificultad de entendimiento

ahora trascender es sinónimo de locura
la ciencia nos hace breviario
sospechosos diagnósticos psiquiátricos
“has a otros lo que quieres que te hagan a ti”
eureka

Intelectuales
ni un sectario nos hará cosquillas
intelectuales de la selva,
de la calle y de la mierda
nadie nos ultrajará de espalda


A mi pana poeta

Estoy contento
Porque llegó la puta musa
la esperé con moradas ojeras
y letras confusas, que
las recojo ceñudo
como proletario con paga tardía
para armarlas como legos
y hacer una magna torre
llegando hasta el cielo
cayendo al duro suelo
ése que me dice escritor
desparramado me abraza la locura
diciéndome “te espero”
la ahogo con una sola lágrima
una lágrima de veintitrés años.

El ego maquilla mil desilusiones,
hace hablar mil pendejadas
que enamoran
y hacen odiar
Cruzar las piernas como hembra
manosear la botella por debajo
chuparla por arriba
es afición de poeta
mandar a la mierda al amor
alabar al odio
vomitar letras en hoja blanca
desarticular los huesos de la razón

Qué bien escribes poeta
Vade retro
fucking eufemismos
¡Gente destruid textos!


A ella

Tengo mi cuerpo congelado
esperando que lo derritas
no existe abismo entre tú y yo
¡Quiero!
nuestras pestañas enredadas
respira mi CO2,
para que te mueras por mi,
y tu alma me hale los pies
por las noches frías
que no pueda dormir

Con tu encendedor
arde la punta del tabaco
no botes nunca el humo
pásalo a mi interior
con un beso pegajoso
de tus labios pueriles
rogando una mordida

para qué celarte tanto
si todos mueren en su ley
tu mirada sólo corresponde
a mis ojos,
aunque parezca utópico
la única razón es
que soy adicto a tu piel

con tu mano toma una bala
tírala en mi pecho con fuerza
líbrate de mi dulzura
que te agrede
como chompa ortigada
no tengo la culpa
que tu olor ame mi nariz

Nada en el lago de mi cuerpo
ahógate,
para darte mi alma con mí aliento



Sólo lee

¡Éxodos! Frío de impavidez,
encontrar al viento y dejarse llevar
sin que los zapatos rocen el suelo
no se pueden gastar esas suelas,
servirán para la eternidad nocturna
aquella que gusta, asusta y engaña
pero no mata al instante
ni mas tarde, ni nunca, sólo mata.
Semiutopía es el destino, ahora
las suelas se calientan
por la tentativa la nuca porfía
en la búsqueda de orgasmos visuales,
estiércol sobre el esfenoides,
poca tela y mucho volumen.
El afloramiento de toda vida es vasto
a nadie le importa los arquetipos
a nadie le importa nada
el comentario máximo es peyorativo
mínimo de razón
y para qué respirar por otros
al final a todos nos comen los gusanos
cuando eso pase cada uno vivirá su dimensión
y la nostalgia de la soledad nos ultrajará
en el catre de nuestra invalidez.
A quién le interesa un cuerpo podrido
gracias Biblia por tu ficción
degradando el agonismo, de
nuestras tripas, banquetes para invertebrados.
El humo opaca la mortecina, cuando
el todo es una sola cosa,
láseres botan fríos colores
en la penumbra donde toda piel es buena,
las entrepiernas son híbridas,
en los baños las cerámicas están humedecidas
de amarillo y blanco,
el que alcanza su objetivo es Dios
y el que no, es un viandante del vacío
mojando el polvo con lágrimas
para que no se levante con el viento
que soplan los vivos.
El hartazgo es locuaz en el aire viciado
la huida es protagonista del cuento
se transpira frío en respiraciones entrecortadas
provocando chirriar los dientes
en medio de risas jocosas
la vergüenza circunscribe el alma
a la mesura de la diatriba ocular impuesta,
la guerra del humano vs humano es moda
las pieles son rating de grandeza,
nunca hizo falta armas para quitar vidas,
el mortero son los sarcasmos y las amenazas
los búnker el intelecto
que minimiza todo ataque mediocre,
de esos que se sienten orgullosos
monumentos estilizados sin pilares
su talante está desprevenido por la ignorancia
y la de los intelectuales también
nadie es demandante en el alud de lo existente
dejar estarse es snob envuelto en el viento.
El día que dejen las diestras y las siniestras
surcará al neo mar el álter ego,
ni un ser humano esperará migas de pan
con cara de cuadro de Guayasamín
gruñendo con la trompa en el suelo
como gatos y perros,
sino buscará oro en la bibliofilia y la experiencia.
El denominador común es la queja y el llanto,
humillación y prepotencia entre seres homogéneos,
sonreír viendo adoquines y lamer el cemento
no es emanciparse
los perímetros también son personas,
la prepotencia es traicionera,
si los fémures se parten, quien nos limpia la mierda
seremos dignos de una patada estomacal.
El camino es anacrónico sobre esta noche
cavilando la exégesis de la realidad
nadie es digno de lágrimas
ellas existen para desahogarse solos,
no para peticiones que deprecian la autoestima.
Este Ser ahora es nuevo
sigue por el vulnerable sendero,
en la metanoia de sus polvorientos ideales
quedamente observa insignificantes entes
arruga el rictus brotando el esternón
llega al cubo y pide una cerveza,
perplejo el mundo es simple espectador
las sillas bailan con las mesas
cantan las botellas y hacen coreografías,
la ropa de cada quien se intercala en cada cuerpo
y él baila flamenco
seduciendo al vacío y al todo,
la fiesta duraría hasta que la claridad cierre las pupilas.
y el cansancio sólo decaiga las cabezas.