jueves, 11 de marzo de 2010

Poemario de lalé

Analogías

me escupieron la cara
y me sentí infante
volví a ser el llorón
el que perdió en la cancha
ese día que nos ganaron
por mi cagada
recuerdo aquella invasión de dedos
dedos en segunda persona
mi mirada trituraba el cemento
aquella tarde inolvidable
1994

Regresaba con ojos rojos
a los brazos de mamá
recibí el álbum del mundial
como consuelo
me tranquilicé
con la cara chorreada
el mismo día que vi la película
en el 5
debajo de la cama
mientras papá se distendía

Ahora no tengo dicho álbum
no tengo nada
sólo tengo destellos de amor
el 5 ya no alivia mi dolor
pero sí youporn
2010


Bipolar



Espero tu olor
mi nariz se cae en pedazos
Espero que me veas
como calavera sedienta
Espero que me toques
el escalofrío de mi piel
Espero que me pruebes
la sequedad salada de mi boca

Tan sólo ansío
no sé que ansío
no estoy seguro
si tus besos…
o que estés aquí
al lado mío…

Si estás lejos
mis ojos se vuelven de cristal
y mis órbitas no existen
maldita seas que vives
maldita seas que mueres

Quédate por favor
seré tu can
o mejor dicho tu lobo salvaje
para adscribirme al instinto
de devorarte


Concepto poético de hipocresía


De que sirve que me lean hoy
si mañana tendré su atención
mañana estaré muerto
y no sabré mis loas
de qué sirve su atención hoy
estaré en la mira de sus escopetas

Tengo aversión con la gente
y afecto con los poetas
con ellos, entre nosotros somos normales
pero igual se les ama
en la dificultad de entendimiento

ahora trascender es sinónimo de locura
la ciencia nos hace breviario
sospechosos diagnósticos psiquiátricos
“has a otros lo que quieres que te hagan a ti”
eureka

Intelectuales
ni un sectario nos hará cosquillas
intelectuales de la selva,
de la calle y de la mierda
nadie nos ultrajará de espalda


A mi pana poeta

Estoy contento
Porque llegó la puta musa
la esperé con moradas ojeras
y letras confusas, que
las recojo ceñudo
como proletario con paga tardía
para armarlas como legos
y hacer una magna torre
llegando hasta el cielo
cayendo al duro suelo
ése que me dice escritor
desparramado me abraza la locura
diciéndome “te espero”
la ahogo con una sola lágrima
una lágrima de veintitrés años.

El ego maquilla mil desilusiones,
hace hablar mil pendejadas
que enamoran
y hacen odiar
Cruzar las piernas como hembra
manosear la botella por debajo
chuparla por arriba
es afición de poeta
mandar a la mierda al amor
alabar al odio
vomitar letras en hoja blanca
desarticular los huesos de la razón

Qué bien escribes poeta
Vade retro
fucking eufemismos
¡Gente destruid textos!


A ella

Tengo mi cuerpo congelado
esperando que lo derritas
no existe abismo entre tú y yo
¡Quiero!
nuestras pestañas enredadas
respira mi CO2,
para que te mueras por mi,
y tu alma me hale los pies
por las noches frías
que no pueda dormir

Con tu encendedor
arde la punta del tabaco
no botes nunca el humo
pásalo a mi interior
con un beso pegajoso
de tus labios pueriles
rogando una mordida

para qué celarte tanto
si todos mueren en su ley
tu mirada sólo corresponde
a mis ojos,
aunque parezca utópico
la única razón es
que soy adicto a tu piel

con tu mano toma una bala
tírala en mi pecho con fuerza
líbrate de mi dulzura
que te agrede
como chompa ortigada
no tengo la culpa
que tu olor ame mi nariz

Nada en el lago de mi cuerpo
ahógate,
para darte mi alma con mí aliento



Sólo lee

¡Éxodos! Frío de impavidez,
encontrar al viento y dejarse llevar
sin que los zapatos rocen el suelo
no se pueden gastar esas suelas,
servirán para la eternidad nocturna
aquella que gusta, asusta y engaña
pero no mata al instante
ni mas tarde, ni nunca, sólo mata.
Semiutopía es el destino, ahora
las suelas se calientan
por la tentativa la nuca porfía
en la búsqueda de orgasmos visuales,
estiércol sobre el esfenoides,
poca tela y mucho volumen.
El afloramiento de toda vida es vasto
a nadie le importa los arquetipos
a nadie le importa nada
el comentario máximo es peyorativo
mínimo de razón
y para qué respirar por otros
al final a todos nos comen los gusanos
cuando eso pase cada uno vivirá su dimensión
y la nostalgia de la soledad nos ultrajará
en el catre de nuestra invalidez.
A quién le interesa un cuerpo podrido
gracias Biblia por tu ficción
degradando el agonismo, de
nuestras tripas, banquetes para invertebrados.
El humo opaca la mortecina, cuando
el todo es una sola cosa,
láseres botan fríos colores
en la penumbra donde toda piel es buena,
las entrepiernas son híbridas,
en los baños las cerámicas están humedecidas
de amarillo y blanco,
el que alcanza su objetivo es Dios
y el que no, es un viandante del vacío
mojando el polvo con lágrimas
para que no se levante con el viento
que soplan los vivos.
El hartazgo es locuaz en el aire viciado
la huida es protagonista del cuento
se transpira frío en respiraciones entrecortadas
provocando chirriar los dientes
en medio de risas jocosas
la vergüenza circunscribe el alma
a la mesura de la diatriba ocular impuesta,
la guerra del humano vs humano es moda
las pieles son rating de grandeza,
nunca hizo falta armas para quitar vidas,
el mortero son los sarcasmos y las amenazas
los búnker el intelecto
que minimiza todo ataque mediocre,
de esos que se sienten orgullosos
monumentos estilizados sin pilares
su talante está desprevenido por la ignorancia
y la de los intelectuales también
nadie es demandante en el alud de lo existente
dejar estarse es snob envuelto en el viento.
El día que dejen las diestras y las siniestras
surcará al neo mar el álter ego,
ni un ser humano esperará migas de pan
con cara de cuadro de Guayasamín
gruñendo con la trompa en el suelo
como gatos y perros,
sino buscará oro en la bibliofilia y la experiencia.
El denominador común es la queja y el llanto,
humillación y prepotencia entre seres homogéneos,
sonreír viendo adoquines y lamer el cemento
no es emanciparse
los perímetros también son personas,
la prepotencia es traicionera,
si los fémures se parten, quien nos limpia la mierda
seremos dignos de una patada estomacal.
El camino es anacrónico sobre esta noche
cavilando la exégesis de la realidad
nadie es digno de lágrimas
ellas existen para desahogarse solos,
no para peticiones que deprecian la autoestima.
Este Ser ahora es nuevo
sigue por el vulnerable sendero,
en la metanoia de sus polvorientos ideales
quedamente observa insignificantes entes
arruga el rictus brotando el esternón
llega al cubo y pide una cerveza,
perplejo el mundo es simple espectador
las sillas bailan con las mesas
cantan las botellas y hacen coreografías,
la ropa de cada quien se intercala en cada cuerpo
y él baila flamenco
seduciendo al vacío y al todo,
la fiesta duraría hasta que la claridad cierre las pupilas.
y el cansancio sólo decaiga las cabezas.

2 comentarios:

Chari dijo...

muy buenos tus poemas hace tiempo que no pasaba por aquí, éxitos.

אסתר אסתר dijo...

Me gusto mucho tu poema a ella ... Anónimo tiene nucha razón al decirte todo eso ...Sigue así .:p