lunes, 14 de junio de 2010

Yo soy la fama


Boris Gallino, ha muerto


Lunes 14 de junio de 2010,

El mundo entero se paralizó, sólo respiraciones emanaban algo parecido a un susurro que entraba en la conciencia de todos, pero nadie tomaba en cuenta. Atención universal, centralismo del acontecimiento por la defunción de un individuo que se lo veía hasta en la sopa, es de discutir la teoría de las costumbres “enamoran a la raza humana”; la monotonía visual es amor, el amor es verse (por lo menos un aspecto). Eso es lo que parece por simple sondeo de la interpretación. Mamá, mamá… Boris Gallino murió, ¡¡Qué!! ¡en serio! eso es imposible, ayer estaba cantando en los “premios”, cómo fue, enciende el televisor,

“Lamentamos comunicar una vez más que el famoso cantante Boris Gallino, ‘Ha muerto’, esta madrugada a las 2:00 AM en Ibiza; dicen los doctores que el motivo de su fallecimiento fue una sobredosis de heroína mezclada con un fármaco que no ha sido identificado aún. Sus restos van a ser velados en la Catedral de la ciudad, los familiares están consternados por lo acontecido, y piden explicaciones a las autoridades… mantendremos informados en lo que resta del día; buenos días, Mario Cadenas, INFOTV, a estudios…”

Si ves mamá era cierto, Sí mijito, qué pena, cuando era joven, él era el más famoso del mundo, sus canciones sonaban en las discotecas de todas las ciudades…

Así, esta fue la monótona conversación en sinnúmeros de hogares en el planeta, todas las emisoras de radio se acordaron de él, lo resucitaron, mas bien lo elevaron al apogeo que algún momento tuvo, sus discos remasterizados eran vendidos histriónicamente; pósters, camisetas, llaveros, bolígrafos, pañuelos, cintillos… cualquier utensilio, a diario la empresa se encargaba de inventar uno y otro, todo se vendía, en las tiendas no quedaba nada.

Por la noche:

“Seguimos con el informe de los hechos de la Muerte del famoso Boris Gallino, el fármaco ha sido detectado, se trata de GHB una droga alucinógena de muy alta toxicidad, el cual está de moda, y ha sido registrada en lo hospitales con tres jóvenes muertos y veintitrés intoxicados, dicen los expertos que esta droga es letal, pues puede dejar al consumidor en coma llevándolo hasta la muerte. Los restos de Boris, serán sepultados en el Cementerio General de la Ciudad. Buenas noches, Mario Cadenas, a estudios”

Se copó una multitudinaria masa de gente sobre la calle que daba dirección al cementerio, coreando sus canciones, miles de lágrimas se evaporaban en la calle incandescente, en la noche fría de plenilunio, el cuerpo de a poco entraba en la bóveda, y a medida que entraba, también las lágrimas disminuían y su nombre se degradaba como papel ardiendo. Cada quien a sus hogares, a servirle la leche al niño, a preparar clases para el siguiente día, a reunirse en un bar para tomar unos licores, prender un cigarrillo, un taxi, el metro, los pies. Mamá, ya lo enterraron a Boris Gallino, Sí, en la tevé lo pasaron, ándate ya a dormir que tienes clases, Ya mismo mamá, No te dije, ahora duerme, no seas irresponsable, sólo pasas en ese computador, chateando con gente indeseable, Ay madre, son amigos, ¡Amigos!, que no tienen padres que los dejan amanecerse, te vas a dormir o te desconecto esa pendejada, Ya mamá, un ratito, Media hora, si sigues ahí bajo el brequer.

La señora madre, cansada de su labor diaria, levantarse temprano, preparar el desayuno, soportar que se carbonice el pan, hacer la leche para que medio se la tomen, recibir regaños del marido porque no puede plancharle el pantalón, ahora el “señor” llega atrasado; en fin, una vez librada del trajín matutino se acuesta veinte minutos. Inmediatamente, María, dame dos tomates, un pepino, una zanahoria, tres pimientos, una cola de tres litros… Caminando con la funda de compras hacia la casa, en la mitad del camino iba tarareando la canción más famosa de Boris Gallino, chasqueando sus dedos de la mano que estaba desocupada, recordaba, lo bien que movía el cuerpo con dichas canciones, qué épocas los ochentas, cincuenta libras menos, proporcionadas tallas, la estereotipia idea del “noventa, sesenta, noventa”, la bola de cuadros de vidrio apuntada por una luz emanada del Cañón que reflejaba muebles luces por toda la pista de baile, las medias nailon oscuras con intencionales agujeros pervirtiendo a cualquier hombre pensando en dilatarlas, los tacos de charol, las minifaldas, las blusas pintorescas con los hombros descubiertos, el maquillaje saturado, los peinados raros. Todo llegaba como una fantasía nunca vivida al recuerdo de ella, de momento le entraba ganas de despojarse del uniforme de madre, de esposa, de cualquier cosa que ejerciera ahora, y hacer todo eso que no pudo hacer en su adolescencia, el remordimiento de haber sido madre prematura, de cortar su vida a corto plazo, no le importaba no haber estudiado, no le importaba entrelazarse con su ignorancia todos los días, ella quería moverse, adscribirse al papel sierpe de un baile, bailar con un exótico hombre, chuparle los labios, acariciarle la forma que ofrece la protuberancia de los músculos del abdomen, resbalarse en él usando de lubricante el sudor de los dos, y hacer el amor utilizando como genitales su nariz y el olor masculino… Ella llega a la casa con las compras un poco ida por haberse desconectado mucho de la realidad, entregada al calor de la cocina empieza la rutina de pelar papas, cortar cebollas, etc…

Mamá, la comida, La comida, ya llegué. Eran los hombres de la casa el hijo y el marido. Todos felices almorzaban, y nada era la tercera guerra mundial, ni el fin de mundo, el tiempo siguió

Tres meses después

Estaban los tres, viendo la tevé, un día sábado, atípicos momentos de familia moderna, el “señor” cambiaba cada segundo de canal, Papá ya deja en un solo canal, No me molestes, Ya pues, entonces pon la inauguración del Mundial, que va a cantar Shaquira. Por petición de la Ama de Casa, se dejó la transmisión del evento de la inauguración del mundial de futbol; estaba muy entretenido el evento los cantantes, los juegos pirotécnicos.

En el evento todo queda en silencio:

Con ustedes la sorpresa que le teníamos preparado a todo el mundo…
¡¡Boooriiiiiiiiiis Galliiiinoooooooo!!

“!&!”&•&(/$(•”•))$(=)%?$==&%)¿&=)¿=•%)•$)%””?•?=”$%=)/$=?”$”•$%%&%”•ª?”•