miércoles, 3 de noviembre de 2010

Poiesis, praksis...


Para los cuerpos sudados de sexo
el perfume cítrico
refina la agrura de las pieles
templando la tensión de los miembros
que piden un beso
un beso como trofeo.

Eclipse tridimensional
cuerpos magnos
colaterales
entrepiérnales.

Agarran la manzana la mascan y la botan
el alud de zapateos de flamenco
hace llorar al suelo.
Una vez más y en otro poema
tu olor ama a mi nariz
y tu nariz ama mi olor
en el abrazo sustituto
de mil besos.

Se dicen:
Tú hazle el amor a la luna.
Tú hazle el amor a la estrella.
Insinuando
despejado
el cielo.

la cruz clavada en la pared de alcahuete
¡Y por qué no!
Los fierros de la cama que al fin y al cabo
son las melodías de todos los sexos
ya que
la cama es el instrumento musical
que tocan
los cuerpos.

No hay comentarios: