sábado, 15 de enero de 2011

Facultad de filosofía



Dónde está la Filosofía
¿En las fiestas?
¿En las elecciones de Reinas?
¡Claro!
Ahí está la filosofía…
En la ventana del aula,
la puerta,  la escalera, hasta en el baño.
Somos zombis, vivimos muertos.
¿Dónde creen que está el cerebro?
¿En las fiestas? ¿Las elecciones de Reinas?
Puede ser…

Somos Facultad de Filosofía
¿Qué es la filosofía?

Ese césped que está al frente:
Puede servir para reunirnos,
para criticar, indagar, componer, magnificar, aludir, llorar, evocar, soñar, complacer, flotar, imprecar, librarnos de la basura sapiencial y aprehenderla también, ignorar, contagiar, vibrar, ser cómicos, romper los huesos paradigmáticos, imitar lo inexistente, morir fuera de las tumbas, llorar por la boca, reír por los ojos, escuchar por las manos, tocar con los oídos, fingir estar vivo cuando se haya muerto.
Somos la Facultad de Filosofía que no filosofa, nos vestimos de moda, y consumimos…
No hacemos debates, ni colectivos, ni creamos, ni hacemos, ni no hacemos…
Cuando, hay que destruir, y con los mismos escombros erigir nuevas paredes,
paredes modernas, pos modernas, ultramodernas.
Dijo Ferlinghetti:
“Cuestiona cada cosa y a cada quien, incluyendo a Sócrates, que lo cuestionó todo”

CUESTIONA, cUeStIOnA, Cuestiona, cuestiona, CUESTIONA, cuestiona,
CUESTIONA, cuestiona,  cuestionaCuestiona, Cuestiona 

REITERO AL CÉSPED, QUE NO SE TRANSFORME EN COLCHÓN DE MOTEL,
sino, en mesas de tertulias, en pedestales de mentes brillantes, mentes disidentes,
mentes anticostumbrestes, mentes rebeldes, INVOQUEMOS a la METANOIA

¿Qué es metanoia?

Metanoia (del griego μετανοῖεν, metanoien, cambiar de opinión, arrepentirse,¨cambiar de modo de ser¨ o de meta, más allá y nous, de la mente es un enunciado retórico utilizado para retractarse de alguna afirmación realizada, y corregirla para comentarla de mejor manera. Su significado literal del griego denota una situación en donde una persona ha tenido que volverse del camino en que  andaba para  tomar otra dirección.

Polvorientos ideales, huyen de la escoba de la nueva filosofía,
seamos árbitros de nuestras mentes, que la cerveza no sea nuestro juez,
si no la inteligencia, la autodidaxia, la demanda, la subversión de los ideales.
No pasear por la universidad y recibir la clase dolorosa, como si la voz del profesor, fuese el tono de la caridad.
Somos facultad de filosofía.

FILOSOFEMOS.