jueves, 30 de enero de 2014

A ella

Nuestros labios se funden
en el beso
nuestros ojos se desafían
se agarran con sus pestañas
tal como cuando el amor
agarra con sus frías manos
la inocencia.
 
El tiempo trabaja
como hormigas
construye tu muerte
morirás respirando
el dióxido de mi respiración.

Yo sé que la muerte
Te Será una camisa muy angosta
Vendrás por las noches
para halarme los pies
caeré al suelo
habitaré el sueño fuera de la cama
cumpliendo los tips que rompen la rutina del sexo.

Sobre mi cuerpo
fumarás el cigarrillo del infierno
ojalá pases el humo
a mi interior
desde tu boca pálida
cuando te ruegue una mordida.

En el lago de mi cuerpo
hundiré tu rostro
hasta ahogarte
y en la asfixia
aprovecharme
en el auxilio cómplice
al darte mí aliento.

Toma un cuchillo
rompe tu lienzo
y líbrate de mi pincel
que te agrede,
y sucumbe en la caída
en el abismo de los muertos.

No hay comentarios: