jueves, 1 de octubre de 2015

Frontera


A Aylan Kurdi

Aylan despierta, ya no duermas tanto
tanto hace que estás ahí
debemos ir al parque a jugar
como todos los sábados.

Vamos Aylan que el día está despejado
se ven nítidas las montañas
y el parque está lleno de niños.

Aylan levanta, por qué haces
como si respirases la sal
descansando entre el mar y la arena.
El sol ilumina tu cuerpo
azul cobalto, rojo de cadmio abrigando
tu piel de ocre y amarillo Nápoles,
levántate que está bueno el día.

No existe la utopía del mar, Aylan
desembarca ya de ese sueño
levántate, que los niños te esperan
en los juegos,
sale de este infierno que es dormir toda la vida
durmamos cuando venga la muerte.

Aylan, ya nos sueñes esas cosas
la leyenda dice
que nos rompieron la frontera
a balazos
y sus fronteras se derribarán
y aplastarán nuestros cuerpos
las puntas de sus linderos se enterrarán
como obsidiana afilada en el tiempo
sobre nuestro anhelo.

Ven Aylan deja de alucinar
el mar no es esta humilde cama
el vaivén de las olas no está recorriendo tu cuerpo,
ven que te enseño en los columpios
El vaivén del viento.

¿Qué sueñas Aylan?
seguramente que estamos en Europa o Estados Unidos
abrigándonos del invierno
viendo el fútbol
disfrutando la educación, la salud, la seguridad social
la arquitectura, el arte y la moda.

Ahí en esa vida como sus habitantes la tildan
de aburrida, protegida y predecible.
No nos asusta el desempleo ni los recortes
ni la corrupción de los partidos políticos
ni el racismo ni el frío.

Nosotros los Malaria, los Tifoidea, los Ébola
los Desnutridos, los Educaciónincompetente
los Mendigaensemáforo
los Mendigallorandoenveredas
los Inhalacementodecontacto, los FumaH
los Llevamorteroenelhombro
los Nadie.
Tan solo queremos vacaciones pagadas

y que la semana dure 35 horas.

No hay comentarios: